martes, 1 de septiembre de 2015

SEPTIEMBRE 2015. INICIO.Daniela es una provinciana feliz y optimista que trabaja como mesera en un bar, donde conoció el amor en el apuesto Alejandro Montoya, quien hace estudios de mercado en el lugar y la busca cada vez que viaja de la ciudad a la provincia. A pesar de que tinen una relación estable, José Toribio, padre de la muchacha, gracias a las intrigas de su sobrina Adamari no cree en las buenas intenciones de Alejandro y vive preocupado por su hija, quien trabaja arduamente para ayudarlo pues las medicinas de su madre, Suplicios, quien muere lentamente a causa de una terrible enfermedad. Esto ha deprimido a su hijo Camilo, quien, desesperado, no tiene más remedio que acceder al dueño de una cantina, el homosexual Guaicapuro, quien le promete gran cantidad de dinero a cambio de placer, pero todo se trata de un engaño por lo que el muchacho lo golpea hasta el punto de casi matarlo, pero trabajadores del lugar lo detienen. El muchacho cuenta a su padre y hermana lo que ha hecho, lleno de vergüenza, y ella le pide ayuda a Bruno, quien le pide a Camilo que huya a la ciudad, donde él lo ayudará, pero desde ese momento Daniela no sabe nada de su hermano ni de su novio, por ningún medio, y Guaicapuro asegura que encontrará a Camilo y lo matará así sea lo último que haga en la vida. A esto se aune la muerte de Suplicios, la cual es causada por Adamari en un afán de hacer sufrir a su prima y tío, por lo que José Toribio decide que él y su hija deben marcharse a la ciudad, donde buscarán a Camilo y también a Alejandro. Teté no desea quedarse sola por lo que promete a sus familiares que los ayudará, por lo que los Roldán llegan a la ciudad y rentan dos cuartos en la casa de huéspedes de Fucha, una mujer que alguna vez fue cabaretera y que se siente atraída a José Toribio. La emprendedora Daniela pronto comienza a trabajar como mesera en un restaurant, donde conoce a Lucho Campa, el sensual administrador, con quien tiene un altercado y de quien Adamari queda enamorada desde el momento en que lo ve, aunque lo considera poca cosa al grado de sacrificar lo que siente a cambio de obtener el amor de Alejandro, al que considera el hombre con el que se debe casar para tener todo aquello de lo que siempre ha carecido.

La prestigiosa familia Montoya celebra el compromiso matrimonial de Alejandro y Malillny, quien agradece a Marta Cristiana, madre del novio, el haberla ayudado a conseguir su propósito. Ambas coinciden en ser cómplices para unir a sus familias, a pesar de que Ezequiel, patriarca de los Montoya, no está de acuerdo en que su mujer se haya empeñado en unir a su hijo con una arribista.

Adamari intenta ganarse la confianza de Fucha, quien no la tolera y la considera envidiosa, volcando su atención en la adorable Daniela, por lo que la prima siente más rabia hacia la chica y se empeña en encontrar a Alejandro, enterándose de que este se casará. Goza al saber que la noticia hará sufrir a Daniela mas decide actuar pues quiere al hombre para ella. Lo intenta pero nadie la deja entrar a la mansión Montoya. Después acude a bailar como acompañante de Daniela, quien ha sido invitada por Lucho, quien le confiesa estar interesado en ella pero es rechazado puesto que Daniela tiene novio. Adamari se insinúa pero es rechazada hasta por Nico, mejor amigo de Lucho.

José Toribio revela a Fucha estar preocupado por Camilo, quien sigue desaparecido. Por fortuna en la pensión se hospeda un policía: Willy, quien promete al hombre que lo ayudará y comienza a investigar con una fotografía.

En su soledad, Daniela recuerda cuando era niña y descubrió a su madre en la cama, con su tío, el padre de Adamari. Llora amargamente y se aferra a su padre, al que promete que nunca abandonará. Él insise en que encuentren a Alejandro y la muchacha lo hace gracias a Lucho, el cual la lleva hasta la mansión Montoya, donde es maltratada por Marta Cristiana, la cual le muestra las invitaciones a la boda de su hijo con Malillany, quien aparece y contribuye a destrozar el corazón de la pobre Daniela Roldán, quien sale huyendo y llora en los brazos de Lucho, quien le promete que se desquitará con Alejandro por todo su sufrimiento. Después el muchacho habla con Nico, al que revela no querer saber de su familia ni que nadie sepa quién es él en realidad.

Adamari vive atormentada bajo la sombra de su prima y jura que dejará conformarse con las sobras de ésta. Asegura estar harta y dispuesta para aprovechar el momento en que la pueda destruir. Decide revelarle lo que sabe de Alejandro y se alegra cuando Lucho le hace saber lo que sucedió, mientras que Daniela se desahoga con Fucha.

Alejandro se entera de que Daniela estuvo en su casa y teme a que esta haya descubierto su engaño. Asegura a Ezequiel estar enamorado de la chica y no desear casarse con Malillany, a la que desea mandar a volar en caso de que tenga que decidir entre ella o Daniela, a la que busca para solo recibir reclamos. Insiste en hablar con ella en el bar pero Lucho intercede y ambos terminan a golpes. Entonces Alejandro habla con Adamari, quien le asegura que Daniela y Lucho son amantes, cosa que él cree. La malvada muchacha le pide trabajo y él la lleva a las empresas Montoya, donde le dan un puesto de recepcionista. Allí conoce a Asdrúbal Lozano, quien de inmediato se siente atraído por ella pero Adamari considera que Asdrúbal es poca cosa comparado con Alejandro, al que intenta enamorar, siendo rechazada. Esto lo presencia Bruna, eterna enamorada de Asdrúbal, quien sin éxito intenta advertir a éste la clase de persona que es Adamari.

Daniela habla maravillas de Adamari ante Fucha, quien asegura creer que en el fondo Teté le guarda una terrible envidia. Rita, una de las huéspedes, asegura que Teté es mala, y que eso se le ve en la mirada. Daniela prefiere no creen en lo que le dicen las mujeres pero se alarma cuando su propio padre le dice que Adamari trabaja en las empresas de Alejandro. Las primas discuten por ello pues Daniela desea que Adamari renuncie pero esta no está dispuesta a hacerlo y reclama a su prima el querer ser siempre ella la que sobresalga en todo. Discuten al grado de que Adamari menciona la muerte de Suplicios y que esta fue la amante de su papá, por lo que Daniela la abofetea y sale de la pensión. En el bar se desahoga con Lucho, quien la besa y confiesa estar perdidamente enamorado de ella pero es rechazado otra vez.

Adamari comienza sus planes de conquista con Alejandro, al que intenta seducir. Él la rechaza y le asegura que la única mujer a la que ama es a Daniela Roldán. Es por ello que Adamari comienza a mandar anónimos a Malillany con el afán de hacer pasar un trago muy amargo a su prima. Cuando Marta Cristiana se entera de lo que sucede, pide a Gastón Ayala, empleado de su confianza que encuentre a la persona que manda los anónimos.

Bruna sabe lo que Adamari hace e intenta decirselos a Asdrúbal y Gastón, quienes no e hacen caso pues están echizados por la belleza de la joven villana. Bruna intenta hablar con Alejandro y Ezequiel, quienes tambien la ignoran. Sin embargo Asdrúbal sabe las intenciones de Adamari, a la que intenta enamorar aunque ella lo rechace. Él asegura saber sus secretos y estar dispuesto a ayudarla solo si ella se entrega a él. Teté lo hace descuriendo así que Asdrúbal es un ardoroso amante.

Alejandro intenta recuperar a Daniela, a la que promete que terminará con Malillany pero de nada sirven sus promesas y José Toribio le pide que no busque más a su hija y le diga en donde etá Camilo. Alejandro revela que Camilo jamás lo contactó. Esto desespera al hombre, quien ignora que Willy ha descubierto que su hijo se prostituyó durante un tiempo y luego desapareció por lo que se sospecha que esté muerto. La única que llega a conocer esta verdad es Fucha, quien decide que les oculten a los Roldán la verdad.

Ezequiel descubre que la fortuna que su mujer utilizó para invertir en las empresas en realidad fue robada. Hace recuento y descubre que la mujer con la que se casó es una trepadora que en el pasado se dedicó a la prostitución y solo lo engañó. Por su parte Marta Cristiana a discute con Malillany, quien desespera ante los desaires de Alejandro. La madre habla con su hija e intenta obligarlo a casarse pero este asegura que no habrá boda y es apoyado por Ezequiel, quien pide a su esposa que deje de meterse en la vida del hombre. Pero Marta Cristiana pronto es engañada por Adamari, quien le asegura que es Daniela la amante de su hijo y quien manda los anónimos. La mujer enfrenta a la muhacha en el bar, donde es reconocida por Lucho, quien se esconde para no ser visto, mientras que Daniela la enfrenta asegurando no querer saber nada de Alejandro, quien de nueva cuenta rechaza a Adamari, la cual no hace más que gritar cuanto odia a Daniela. Se desahoga desfogándose con Asdrúbal, quien la ha convertido en su amante y desea sacar provecho de ella.

Lucho asegura a Nico que tarde o temprano Daniela le corresponderá pues él se ha enamorado perdidamente de ella, aunque la muhacha aún ame a otro hombre.

Daniela sufre por todas sus peripecias y se desahoga con Fucha y José Toribio, quien insiste a Willy para que encuentre a su hijo y a la vez comienza a trabajar como jardinero en la mansión Montoya, ignorando que sea el hogar de Alejandro y despertando las bajas pasiones de Marta Cristiana, quien no puede evitar sentirse atraída a él.

El cantante Giovan Ricci y su representante, Polo Salazar, buscan una nueva corista y acuden al bar de Lucho, donde éste e pide a Daniela que cante ante la ausencia de su cantante de planta. La muchacha lo hace sorprendiendo a Giovan y Polo, quienes le ofrecen un contrato que ella rechaza, enjándose ante la insistencia. Ese coraje enamora de inmediato a Giovan, quien asegura a Polo que Daniela no será su corista si no también su mujer.

Malillany se acerca a Asdrúbal, con el cual tuvo un romance. Éll sabe que ella no es buena. La mujer se burla le asegura que Adamari es muy poca cosa comparada con ella. La chica los escucha y enfrenta a su opoente, quien no hace má que provocarla. Adamari está a punto de abofetearla pero Asdrúbal la detiene. Ante las palabras hirientes de Malillany, Teté solo se burla de ella diciéndole que Alejandro no se casará con ella porque está enamorado de otra.

Bruna advierte a Asdrúbal que Adamari no es buena y que tarde o temprano él saldrá perjudicado.

Lucho cena con Daniela y la alienta para que acepte la propuesta de Giovan. Tras discutir él la besa y ella lo abofetea. La vuelve a besar y le pide una portunidad jurando amarla de verdad. Ella entonces decide corresponderle. Son vistos por Alejandro, quien reclama a la chica tener un amante. Nuevamente termina todo en una riña entre Alejandro y Lucho.

Nico revela a Adamari saber que ella odia a Daniela y que ha sido ella quien mandó los anónimos a Marta Cristiana. Le exige que diga la verdad pero la muchacha se niega. Él amenaza con hablar y entonces ella le revienta un objeto de piedra en la cabeza. Se da cuenta de que lo mató y pide ayuda a Asdrúbal, quien se encarga de desaparecer el cuerpo.

Giovan sueña con volver a ver a Daniela. Jura a Polo que enamorará a la chica, a la cual busca en el bar para pedirle que sea su corista. Ella lo rechaza y presenta a Lucho como su novio, dejando claro que no está abierta a proposiciones románticas.

Alejandro sufre por el desprecio de Daniela y de ello se aprovecha Adamari, quien por fin logra meterse en su cama y tener relaciones con él, dispuesta a comprometerlo.

Fucha confiesa a José Toribio sentir miedo de Adamari, la cuál guarda muchas cosas dentro de sí y un día podría perjudicarlos pero él cree en su sobrina y considera que todo se debe a que la muchacha no puede reponerse de la muerte de sus padres, así como Daniela no supera la de su madre ni la desaparición de Camilo, a quien encuentra en la ciudad alguien muy singular: Guaocapuro, el cual se burla al descubrir que el muchacho trabaja en un prostíbulo para homosexuales. Le paga por los servicios y al recordar que por él tiene esa vida, Camilo lo golpea de gravedad por lo que es arrestado y así es encontrado por Willy, quien le dice que su familia lo está buscando. Los Roldán se alegran de volver a ver a Camilo, quien no dice a qué se dedicaba y del cual Rita se enamora desde el primer momento.

Lucho es dueño de una inmensa fortuna que rechaza pues no perdona que su madre lo haya abandonado por estar en brazos de un nuevo hombre. El licenciado Rebollán le asegura que no tiene nada de malo que tome su herencia y la disfrute pero Lucho sabe que parte de ese dinero es del hombre por el que su madre lo abandonó y se niega a aceptarlo. Palidece cuando le informan que Nico está muerto y que su cuerpo fue encontrado.

Malillany no acepta el rechazo de Alejandro, quien rmpe su compromiso y revela estar enamorado de Daniela Roldán. Junto con Marta Cristiana, la resentida mujer busca a su rival a la que ambas destrozan con insultos y cachetadas. Daniela es defendida por Lucho, al que Marta Cristiana reconoce. ¡Ella es la hermana del hombre de su madre! Lo maldice y asegura que será él quien pague por lo que su madre hizo. Lucho asegura no tenerle miedo.

Adamari descubre que está embarazada de Asdrúbal pero utiliza su estado para engañar a Alejandro, quien se niega a casarse con ella pues desea recuperar a Daniela. La malvada Adamari entonces con llanto cuenta a su prima que Alejandro la sedujo en el trabajo y ahora espera un hijo suyo. Esto no lo creen ni Rita ni Fucha, quienes aseguran a Daniela que su prima solo intenta hacerle daño. Daniela se desilusiona completamente y abofetea a Alejandro cuando lo tiene frente a ella, exigiéndole que le corresponda a Adamari, lo mismo que José Toribio, quien es finalmente seducido por Marta Cristiana, quien no se resiste y lo besa. Lo convierte en su amante y cuando se revuelcan en la cama son descubiertos por Ezequiel, quien revela saber la verdad sobre su mujer, quien lo encara y acepta su pasado, así como haberlo utilizado pues siempre lo creyó un estúpido. Ezequiel sufre un infarto de la impresión y suplica a su mujer que lo ayude pero esta se niega mientras que José Toribio sale huyendo. Ezequiel muere y en su testamento nombra como único heredero universal a su hijo Alejandro, situación que hace feliz a Adamari, a quien Marta Cristiana asegura que no permitirá que engañe a su hijo y exige pruebas de ADN del hijo que espera.

Lucho hace a Daniela la cantante principal de su bar al que Osvaldo acude para intentar convencerla de ser su corista pero la muchacha insiste en rechazar la oferta. Al lugar acude Adamari, quien anuncia que se casará con Alejandro. Aparece José Toribio, quien ha leido el diario de la muchacha y ha descubierto que el padre de ella y su mujer eran amantes y que fue la misma Adamari quien propició el accidente en que murieron. Le pide que se aleje de su familia pues solo desea hacerles daño. 

Adamari se sincera y revela su odio hacia los Roldán y cunto odia a Daniela, de la que se burla. Daniela le da una fuerte cachetada y esta refugia en Asdrúbal, quien descubre que ha robado demasiado dinero a las empresas, falsificando firmas y documentos. Se ve cara a cara con la ambiciosa muchacha, a la que pide que compartan esa paqueña fortuna. Ella se niega y lo rechaza asegurando que se casará con Alejandro pues espera un hijo suyo. Asdrúbal amenaza con decir la verdad a todos: Que ella es una ladrona y que el hijo que espera en realidad es suyo. Adamari lo alienta jurando destruirlo por lo que él se desahoga con Bruna, quien lo besa confesando que siempre lo ha amado en silencio.

Marta Cristiana no es feliz sin la pasión de José Toribio y pide que lo manden a buscar. Al tenerlo enfrente le asegura que ya no hay nada que los separe y lo nombra su chofer por lo que comienzan a tener aventuras en distintos sitios de la ciudad. Esto lo descubre Malillany, quien reclama a la muejr el concentrarse en revolcarse con un criado y olvidarse de ayudarla a casarse con Alejandro.

Adamari descubre que Camilo y Rita tienen un romance y se burla de ellos asegurando que su primo es maricón por lo que Rita la abofetea por lo que Adamari decide vengarse causándole a su enemiga un accidente en las escaleras de la pensión. Luego se entera por medio de Fucha que quizás la víctima no pase de la noche por lo que la malvada Adamari acude a la clínica y asfixia a la muchacha, asegurando que todo aquél que esté en su contra debe morir.

Giovan intenta propasarse con Daniela por lo que Lucho lo golpea y le pide que no se aparezca por el bar. Giovan toma todo como una broma y asegura estar loco por la muchacha y no descansar hasta poseerla. Polo le recomienda al cantante que se olvide de ella pues por su carrera ha tenido a muchas, pero la resistencia de la chica ha encaprichado al cantante, quien cena con Malillany y por ella sabe que Daniela es una cualquiera con aires de puritana.

Alejandro descubre a José Toribio en su casa y al reconocerse el hombre se marcha pue sno quiere trabajar para la familia del hombre que engañó a su hija. Cuando Marta Cristiana se entera de quién es su chofer y jardinero, cree que éste la ha engañado para vengar a su hija y jura que destruirá a todos los Roldán. Ordena a Gastón que investigue la vida de esa familia pues quiere actuar de inmediato. Comienza por mandar a atropellar a Adamari, quien pierde el hijo que espera y se vale de ello para intentar convencer a Alejandro de que se case con ella pero este la rechaza y le pide que ya no se presente a trabajar. A Adamari no le queda nade más que Asdrúbal, quien la lleva a vivir con él dispuesto a convertirla en su objeto.

Daniela revela a su padre saber que su madre los traicionó y era amante del padre de Adamari. A ellos se une Camilo, quien con llanto les confiesa su relación con Guaicapuro y qué es lo que hacía desde que llegó a la ciudad. José Toribio rechaza a su hijo pero no Daniela, quien lo apoya y pide a Lucho que le de trabajo en el bar por lo que Camilo trabaja como mesero.

Asdrúbal maltrata a Adamari, a la que hace suya por la fuerza para luego burlarla y amenazarla con enviarla a la carcel pues tiene pruebas de todos sus robos a la empresa. La muchacha calla mas jura para sí misma que él no será quien la destruya o la detenga. Contempla una foto de Lucho, de quien realmente se siente atraída y enamorada. Piensa en que quizás debe dejar el pasado atrás y enfocarse en conquistarlo a él. Lo busca e intenta besarlo pero él la rechaza asegurando tener una relación con Daniela. 

Adamari se niega a creer lo que le han icho y llena de rencor dice a Camilo que Daniela siempre le ha arrebatado todo, sorprendiéndose cuando su promo le dice que todo es al contrario, pues desde niñas Adamari siempre quiso todo lo de Daniela, hasta sus juguetes... ¡Hasta su familia! Adamari abofetea a su primo y corre a llorar en soledad, lamentándose por sentirse malquerida culpando de esto a Daniela, a la que incluso sus padres preferían por encima de su propia hija.

Lucho haba con el licenciado Rebolledo y acepta la herencia que su madre le dejó pues finalmente por derecho le corresponde. Se impacta cuando Rebolledo le confiesa como el esposo de su madre hizo esa fortuna, la cual le pertneció una vez a su verdadero padre.

José Toribio confiesa a Fucha que tuvo relaciones con la madre de Alejandro, destrozando el corazón de la mujer. Ante el llanto de esta, el hombre descubre que está enamorada de él. Se atreve a besara y es fogosamente correspondido, asombrándose ante su reacción.

OCTUBRE 2015. Marta Cristiana sabe todo acerca de los Roldán, a los que desprecia. Desea hacer pagar a José Toribio, al que reclama su engaño. Él asegura haber ignorado que ella fuera la madre del hombre que engañó a su hija, a la que la mujer jura que destruirá. Aparece Lucho, quien aehura a la mujer que si ella llega a meterse con los Roldán, como un día lo hizo con su familia, lo mamentará. Marta Cristiana se ríe de él pero enmudece cuando Lucho le dice saber que ella no es más que una vulgar prostituta que engañó a su padre, al cual usó, junto con su hermano, para arrebatarles todo cuanto poseían y que ahora él ha recuperado gracias a que su madre fue inteligente para enamorar a su enemigo y recuperar su fortuna. Marta Cristiana jura a Lucho que si habla lo matará. Él sin embargo está dispuesto a decirles a todos la verdad si ella se empeña en dañar a los Roldán. Esto frena a Marta Cristiana, quien cree que los Roldán no merecen la pena y decide eliminar a Lucho, quien ahora es su principal enemigo.

Alejandro busca a Daniela y son vistos por Malillany, quien le hace un escándalo del que Daniela huye. Alejandro asegura a Malillny que no la ama y jamás lo hará pero ella insiste en que ambos deben darse una oportunidad. Deciden entonces unir sus vidas, haciendo feliz a Marta Cristiana. Daniela y Adamari sufren al leer sobre la unión en los diarios. A la boda acude Lucho, quien se presenta con su verdadero nombre: Luis De la Campa, sorprendiendo a más de uno. El muchacho intimida a Marta Cristiana, a la que declara la guerra revelando que ha regresado para tomar el mando de las empresas que fundó su padre: Las empresas Montoya. Alejandro se opone y entonces Lucho le cuenta como sus padres le arrebataron todo al suyo hace años gracias a la ambición de Marta Cristiana y el hermano de esta. Alejandro, quien es hombre de palabla, no tiene más que aceptar a pesar de que Malillany y su madre le exigen que pelee. Lucho por su parte confiesa su identidad a Daniela, quien lo apoya. Se besan y son descubiertos por Adamari, quien jura que eliminará a su prima en cuanto se deshaga de Asdrúbal, al que cita en una vieja bodega donde le entregará los documentos que comprueben en qué gastó el dinero. Allí lo asesina a sangre fría empujándolo al vacío desde el último piso.

Willy tiene una vida secreta que teme a que los demás descubran. Se topa con Camilo en la casa de huéspedes y se hacen amigos. Camilo revela al policía creer que Daniela corre peligro mientras Adamari esté cerca de ellos.

En las empresas todos lamentan la pérdida de Asdrúbal y es entonces que Adamari decide que ella ocupará su lugar. Se altera cuando aparece Bruna para decirle que ese puesto será ocupado por su prima Daniela, quien alentada por Lucho ha decidido abandonar el bar para hacerse cargo del legado de su amado. Pide a Adamari que le entregue los informes de todas las cuentas y gastos por lo que la prima se siente en una encrucijada pues cree que quizás han decubierto que robó. Decide abandonar la empresa pero Lucho le pide que se quede ocupando el mismo puesto que tenía pues él desea ayudar a todos los Roldán. Furiosa, Adamari asegura que ella no es una Roldán y se marcha furiosa. Es detenida por Bruna, quien le dice estar segura que ella tiene mucho que ver con la muerte de Asdrúbal y pronto la sabrá en la cárcel.

Alejandro se entera de las nuevas y cree que con Daniela en las empresas podrá regresar con ella. La busca y le habla de amor hasta el punto de besarla. Son descubiertos por Lucho, quien se siente celoso y se enoja con Daniela quien trata de explicarle lo que en verdad sucedió. Entonces Lucho busca a Alejandro y le exige que deje de molestar a su chica. Interfiere Adamari, quien asegura a Lucho que su prima siempre ha sido una casquivana.

Bruna revela a Gastón estar segura de que Adamari tiene que ver con la muerte de Asdrúbal y asegura tener pruebas para comprobar que la muchacha tenía motivos para matarlo.

Daniela descubre que Adamari ha mentido y robado a las empresas por lo que se lo cuenta a Fucha, quien le dice lo sucedido entre José Toribio y Marta Cristiana. La chica habla con su padre, quien asegura sentir asco por haber estado con esa mujer. Luego Daniela reclama a su prima los robos que por mucho tiempo hizo a las empresas. Adamari trata de excusarse y ante el acorralo de Daniela, pierde el juicio y la amenaza con unas tjeras, asegurando estar harta de que siempre interfiera en sus planes. Fucha las descubre y echa a Adamari de la pensión.

Camilo descubre que Willy es homosexual pues lo ve en el club y después encuentra en su cuarto de la pensión revistas y artículos del género. Acude a él apra desahogarse sobre lo experimentado con Guaicapuro. Ambos sienten una fuerte atracción que termina con un beso y un ardiente encuentro bajo las sábanas.

Alejandro se ha abandonado al alcohol por lo que Malillany no es feliz en su madtimonio y encuentra refugio en Giovan. Entre ambos surge un fuerte amor que sellan con un beso. Los dos son descubiertos por Lucho, a quien cuentan que se han enamorado. Interrumpe Adamari, quien con sus maletas pide a Lucho que le de asilo pues Fucha la ha echado de la casa de huéspedes. El hombre le asigna una habitación y Adamari pone polvos en su bebida para dormirlo. Se mete en su cama y al otro dia llama a Daniela fingiendo una voz, asegurándole que su hombre se encuentra con una mujer. Daniela acude al lugar y los sorprende. Lucho trata de defenderse pero ella no quiere saber más de él y sufre por su engaño. Es entonces que Fucha y Camilo le recuerdan que su prima siempre ha querido hacerle daño y pido haberle tendido una trampa solo para perjudicarla pues la envidia. Daniela escucha a Lucho, quien le cuenta lo que sucedió en verdad. Ambos descubren el frasco con los polvos que Adamari le dio a beber al hombre, mientras que esta intenta robar en la caja fuerte de la empresa y es descubierta por Bruna a quien la muchacha le provoca un accidente cuando ésta le confiesa saber que el hijo que esperaba no era de Alejandro sino de Asdrúbal, jurando tener pruebas. Aparece Daniela, quien exige a su prima que le diga cuales son sus verdaderas intenciones. 

Entonces Adamari se revela y confiesa cuanto odia a su prima, a la cual desea ver muerta. A pesar de ello Daniela no quiere desenmascararla por el fraude que cometió en las empresas. Lucho también advierte a la malvada que si no se aleja de él, lo lamentará. La muchacha intenta besarlo asegurando que lo ama y ahora que sae que es rico mucho más. Él la desprecia y en venganza la muchacha acude a Marta Cristiana, a la que jura que puede ayudarle a destruir tanto a Lucho como a los Roldán.

La policía encuentra un arete de mujer en el lugar en que murió Asdrúbal, por lo que empiezan las averiguaciones. Cuando Willy mira la prenda cree haberla visto en algun lugar. Acude a las empresas para buscar pistas y allí Bruna le entrega los resultados de los análisis que Adamari se hizo y en los que se comprueba que Asdrúbal es el padre del hijo que esperaba. Al ver el arete, Bruna asegura que pertenece a la misma persona: Adamari.

Camilo confiesa a su familia su homosexualidad y José Toribio lo rechaza. No así Daniela, quien le brnda su apoyo y se sorprende cuando su hermano le dice tener una relación con Willy, mientras que José Toribio se desahoga con Fucha, a la que confiesa creer que no ha sido un buen padre. La mujer lo alienta a que acepte a su hijo y se de la oportunidad de conocerlo. El hombre pronto es sorprendido por Willy, quien le dice creer que Adamari ha matado a un hombre. Aparece Camilo y cuenta a Willy que su prima también mató a sus propios padres para pertenecer a la familia Roldán y arrebatársela a Daniela. José Toribio se aterra al descubrir que durante años ha cobijado en su hogar a un monstruo.

Giovan habla con Malillany, a quien le dice que está realmente arrepentido del pasado. Ella se da cuenta de que él es sincero y ha cambiado, por lo que lo abraza y le aconseja que comience una nueva vida dándose una nueva oportunidad con alguien que merezca la pena y deje las juergas y los excesos. Se besan apasionadamente y Marta Cristiana los descubre, abalanzándose contra su nuera, a la que arrastra de los cabellos y jura que la hará arrepentirse. Alejandro aparece y pide una explicación. Marta Cristina desenmascara a Malillany, quien revela a Alejandro que su madre no es un corderito ya que cuando Ezequiel aún vivía ella le puso los cachos con el jardinero, José Toribio Roldán. Giovan interrumpe y asegura estar perdidamente de Malillany, a quien Alejandro decide dar el divorcio para que sea feliz con el hombre que ama y, cansado de las locuras de su madre, decide abandonar el país, devolver a Lucho la empresa que perteneció a su padre y usar su fortuna para ayudar a fundaciones, decidiendo marcharse al sudeste asiático para encontrar paz espiritual. Esto causa un gran dolor a Marta Cristiana, quien se ha quedado con el dinero suficiente para sobrevivir y que ofrece a Adamari para que se encargue de matar a Lucho. Son escuchadas por Gastón, quien acude a Bruna y le cuenta todo. La mujer se pone en contacto con Willy para advertirle de los planes de las mujeres. Por su parte, el policía habla con José Toribio y lo alienta a que acepte a Camilo al punto de convencerlo. El padre se reconcilia con su hijo.

Alguien intenta atacar a Lucho y Daniela con un arma de fuego pero Willy impide que se les dañe, ahuyentando al asesino. Tras esto, advierte a los enamorados que sus vidas corren peligro y Lucho está seguro de que Marta Cristiana está detrás de todo. Acude a enfrentarla y le jura que la dejará en la calle, pidiéndo limosna. Ella lo reta asegurando que uno de los dos terminará muriendo pues ambos no caben en el mismo mundo. Lucho se desahoga con Daniela, a quien pide que sea su esposa. Ella acepta.

Pasa el tiempo y Adamari se entera de que Daniela y Lucho se casarán, por lo que decide impedir su felicidad por lo que acude a la iglesia el día de la boda. Al salir los novios del recinto aparece ante ellos jurando que jamás permitirá que su prima sea feliz. Dispara para entonces salir huyendo a refugiarse en un escondite sin que Willy y su equipo policiaco logren detenerla o encontrarla. De esta azaña es Daniela quien resulta herida y es intervenida en el hospital, donde se pone a salvo, mientras que Marta Cristiana es enterada por Rebolledo que debe entregar todo lo robado a Lucho por lo que la desesperada mujer decide tomar cartas en el asunto y comienza a acechar al muchacho. Interviene en el hospital disfrazada de enfermera e intenta envenenarlo sin éxito.

Gastón confiesa su amor a Bruna y ambos deciden emprender un camino juntos, dándose una oportunidad. Son enterados por Willy de que en efecto es Adamari la asesina de Rita y Asdrúbal. Esta noticia cae como bomba a José Toribio, quien a la par descubre que el policía y Camilo son pareja y a ambos les reprocha el haberlo engañado. Se desahoga con Fucha, la cual le hace comprender que todas las personas son libres de amar a quienes quieran y que un padre siempre debe apoyar a sus hijos, sean lo que sean. Sin embargo José Toribio siente confusión. Tiene un encuentro con Marta Cristiana, quien le reprocha el haberla engañado. Él le asegura haberse enamorado de ella y fornican vertiginosamente. Cuando la mujer duerme él descubre los documentos que la hundirán por lo que se marcha con ellos y se los entrega a Lucho, quien a su vez se los da a Rebolledo, al que Marta Cristiana asesina disparándole para apoderarse de ellos nuevamente.

Guaicapuro sigue obsesionado con Camilo, al que tiende una trampa para hacerlo suyo nuevamente. Intenta por la fuerza pero Willy lo descubre todo y acude a salvar a su amado, al que el enfermo Guaicapuro intenta matar en un estado de locura. Camilo se defiende, lo golpea, y Willy interviene para detener al hombre, quien huye y al correr por las calles cruza la acera sin percatarse de que una patrulla de bomberos se acerca a toda prisa y es atropellado, perdiendo así la vida.

Polo aconseja a Giovan que se deshaga de Malillany, quien se muestra como una novia dificil de complacer. Sin embargo el cantante está perdidamente enamorado y pide matrimonio a la muchacha, quien no se resiste y acepta, casándose pronto en Las Vegas, donde el cantante vuelve a las andadas y la sorprende al despertar los dos con otras mujeres tras una noche loca. Malillany considera que esa no es la vida que desea llevar y habla con Polo, el cual le asegura que Giovan jamás cambiará. La mujer está a punto de pedir al cantante que se divorcien mas descubre que está embarazada. Se lo hace saber y el hombre la besa apasionadamente asegurando estar dispuesto a sacrificar su carrera por estar con ella.

Daniela no entiende porqué Adamari la odia tanto e ignora que su prima la acecha en el hospital, esperando a matarla definitivamente. Lo intenta en tres ocasiones sin lograrlo y enfurece cuando la escucha decirle a Lucho tener más fuerza que nunca para salir adelante. Es dada de alta y llevada al condominio que su ahora esposo compró para ella. Ambos se entregan su amor intensamente mientras que Adamari sufre en soledad.

Marta Cristiana busca a José Toribio para reclamarle su traición y le apunta con la misma arma con la que asesinó a Rebolledo. Es descubierta por Willy, quien logra capturarla y enviarla a prisión, donde la mujer recibe la visita de Lucho, el cual le hace saber que las empresas ya son totalmente suyas y las venderá pues él solo desea tener una vida tranquila y dedicarse a su canta bar, del cual hace una Franquicia.

Sumergida en la pobreza, Adamari deambula por las calles, robando comida. Se topa con Gastón, quien la reconoce, pero ella es astuta y logra huír. Sin embargo no se percata de que Bruna la ha seguido en su auto. La mujer llama a Willy para decirle el paradero de la criminal, pero cuando llegan a su escondite no la encuentran y descubren que de nueva cuenta ha escapado.

Daniela acompaña a Lucho a la venta de las empresas y allí conoce al gran magnate Santino Alcatráz, quien presenta a su sensual esposa Kenina, la cual clava los ojos en Lucho y lo cite a solas para ofrecérsele. Él la rechaza pero la mujer no está dispuesta a dejarlo escapar y lo besa pidiendole que recuerde lo que tuvieron en el pasado

Malillany visita a Marta Cristiana en la cárcel y esta le pide ayuda para escapar pero la chica no desea meterse en problemas y le pide que terminen su amistad. Llama a Alejandro para hacerle saber del problema de su madre y los planes que tiene para escapar de prisión. Lucho le exige a la mujer que guarde su distancia o se verá obligado a deshacer el negocio que ha hecho con su marido. Ella entonces le confiesa que tiene un hijo suyo y que tiene que reconocerlo.

Adamari ronda el condominio en que viven Daniela y Lucho, al que entra sin que nadie se percate de ello. Allí trata de matar a su prima pero es descubierta por Fucha, quien trata de detenerla. Adamari intenta matarla pero José Toribio interviene y pide a su sobrina que se entregue pues no tiene escapatoria y no siempre podrá ocultarse. Cuando Daniela aparece, Adamari la ataca para empujarla al vacío pero es ella la que cae. No pierde la vida mas va a dar al hospital, donde le hacen saber que quizás nunca más pueda recuperar el movimiento.

En una fiesta de alcurnia la insaciable Kenina coquetea con Giovan en una fiesta. Lo besa y son descubiertos por Malillany, quien de los cabellos arrastra a la fogosa mujer por el lugar y la cachetea asegurándole que si intenta acercarse nuevamente a su esposo, lo lamentará. La pobre Kenina no sabe como dar explicaciones a Santino, quien le asegura que esa será la última vez que deje pasar sus debilidades. Hablan de los problemas de los que él la liberó y cómo la ayudó cuando perdió al hijo que esperaba. La mujer llora y pide perdón a su marido, sin embargo más tarde tiene un encuentro con Giovan y hacen el amor ardorosamente.

Daniela cuida de Adamari en el hospital. La malvada prima no deja de repetirle cuanto la odia, llorando cuando Daniela le confiesa que a pesar de todo ella la quiere. Al cuarto entra Willy, quien lee a la inválida los crímenes que se le imputan y le revela que quizás terminará sus dias en la cárcel pues se ha comprobado que ella también mató a sus padres siendo apenas una niña. La chica confiesa que también mató a Nico y lamentar haber fallado cuando disparó a Daniela pues su único deseo es saberla muerta.

Giovan le confiesa a Malillany que Kenina se encuentra en el país por una simple razón: Vengarse de Lucho por lo sucedido entre ellos en el pasado pues no ha podido olvidarlo. Por su parte Lucho recuerda cuando sorprendió a la mujer siendole infiel con otro hombre, cancelando así su compromiso de bodas. Ella aparece ante él y lo amenaza con decirle a Daniela la verdad. La esposa aparece y le exige que se la diga. Kenina asegura tener un hijo del hombre. Hijo por el cual él nunca quiso hacerse responsable pero a Daniela no le importa el pasado de su marido y pide a la mujer que se aleje de él. Cuando Kenina se marcha, Lucho intenta abrazar a Daniela y le da las gracias pero ella se muestra distante y no le cree cuando él le asegura que ese hijo no es de él.

Santino hace gran amistad con Gastón y Bruna, a quienes convierte en sus brazos en la empresa. Ante las deblidades de Kenina, Gastón asegura a su jefe que esta puede causar problemas pues está dentro de un emporio de hombres y tanto puede atraer clientes como hacer que la empresa los pierda. Santino cree que debe divorciarse de su mujer, a la que Malillany descubre nuevamente coqueteando con su marido, le advierte que si no se aleja de él se arrepentirá, pero Kenina no cree en las amenazas de su rival, quien toma cartas en el asunto y la abofetea para entonces decirle que sabe quien es y que toda la vida les ha mentido a todos, así como saber que jamás tuvo un hijo por lo que no puede chantajear a Lucho. Ninguna se da cuenta de que alguien las ha escuchado y Kenina opta por dejar por la paz el asunto de Giovan.

Tras ser condenada a cadena perpetua, Adamari es llevada a la cárcel, donde llora y es cuidada por Rodimira, una reclusa que delante de los demás es bondadosa pero a solas la maltrata y tortura. Adamari llora y maldice a Daniela Roldán, culpándola de su martirio.

Polo busca a Daniela y le pide que acepte ser la cantante e imagen de una campaña. Alentada por su familia y marido, la muchacha acepta por lo que graba su primera canción y se presenta ante una multitud, teniendo un enorme éxito.

Marta Cristiana escapa de la cárcel para matar a Lucho. Se presenta ante él y le asegura que jamás permitirá que goce de la fortuna de su padre, misma por la que ella se sacrificó durante muchos años. Le apunta y le dispara sin percatarse de que en ese momento Alejandro aparece para detenerla, entrometiéndose. Marta Cristiana se impacta al ver a su hijo herido, el cual agoniza en sus brazos hasta morir no sin antes revelar a Lucho los planes de Kenina y lo que escuchó decir a ésta y Malillany mientras hablaban. Muerto su hijo, Marta Cristiana se sabe enteramente perdida, cuando la policía llega ella se enfrenta a ellos en un tiroteo en el que pierde la vida cuando se deja matar pues ella no tiene el valor de suicidarse.

Lucho enfrenta a Kenina y todas sus mentiras. Son escuchados por Santino, el cual asegura al muchacho que la mujer no volverá a atormentarlo y le entrega los documentos que comprueban que esta abortó el hijo que esperaba. Cuando Lucho se marcha, el magnate da a su mujer un boleto de avión para que se marche y el suficiente dinero para que sobreviva mientras encuentra algo que hacer. Como no están casados, da por terminada su relación. Kenina entonces busca refugio en Giovan, quien solo le hace el amor para entonces darle la espalda. Kenina abandona el país abordando su avión no sin antes visitar a Daniela Roldán para desearle que sea feliz con el hombre más maravilloso del mundo: Lucho De la Campa.

Bruna descubre que espera un hijo de Gastón. El matrimonio es enteramente feliz y comparten su felicidad con compañeros de trabajo. Se asombran cuando como regalo Santino les entrega un hermoso departamento.

José Toribio hace las paces con Camilo y acepta la relación de este con Willy. Los novios son felices libremente mientras que el padre de familia encuentra un trabajo con Santino, gracias a Lucho. Decide pedirle matrimonio a Fucha, la cual acepta encantada. Pronto se casan haciendo una fiesta en la casa de huéspedes, donde comparten con sus seres queridos.

Adamari se pudre en la cárcel siendo víctima de la maldad de Rodimira, la cual no pierde la menor ocasión para torturarla.

Malillany decide emprender vida sola y termina alejándose de Giovan. Tiene a su hijo y es madre soltera aunque el cantante la ayuda por medio de Polo, quien vela por ella y su hijo.

Camilo y Willy no dejan de hacer el amor en todo momento y deciden acudir a un estado en el que el matrimonio entre personas del mismo ssexo es legal. Se casan y tienen una luna de miel espectacular.

Daniela pronto se convierte en una cantante de renombre y a Lucho le va muy bien con su cadena de cantabares. Ambos unen sus fuerzas para apoyarse el uno al otro, siendo felices para siempre.


Fin



© DANIELA ROLDÁN DR. 2015
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) & (P) 2015